¡Unos van, otros vienen!


Parece que el invierno nos deja y entra la primavera en los alrededores del embalse de Ullibarri-Gamboa. Las lluvias intensas y rachas de viento del suroeste, dejan paso a las cálidas temperaturas de los días soleados de este mes de marzo.

El embalse se encuentra a una cota alta. Las aves invernantes empiezan a desplazarse a sus cuarteles de cría situados en zonas más septentrionales. Los zorzales, camachuelos, zampullines cuellinegros, cucharas comunes, cormoranes grandes, garcetas grandes, agachadizas comunes, milanos reales…que nos han acompañado durante el invierno van abandonándonos.

En cambio, saludamos a las aves estivales que permanecerán con nosotros hasta finales de verano y comenzamos a observar los primeros milanos negros, alimoche, currucas y lavandera boyeras. Algunas aves empiezan con sus ritos nupciales, escuchamos el relincho del pito real, el tamborileo del picamaderos negro, los cantos del mirlo y los carboneros, y observamos las danzas de los somormujos, las cópulas de las cigüeñas, los vuelos acrobáticos de los milanos negros…

¡Buen viaje para unos, bienvenida a los otros!