Construyendo “casas” para el invierno


Promovido por el CEA (Centro de Estudios Ambientales) en noviembre y diciembre de 2015, 263 escolares de entre 8 y 10 años, de 7 colegios de Vitoria-Gasteiz se han afanado en la construcción de cajas de madera con el fin de colocarlas en los árboles de los parques cercanos a sus centros escolares y así favorecer que los pequeños carboneros y herrerillos (sobre todo) puedan tener un lugar para poner su nido y sacar adelante a sus polluelos.

DSC_0174

Para estas especies, la ciudad ofrece más ventajas que inconvenientes: menos predadores con alas, temperaturas más altas, luz artificial,  mayores cantidades de alimento… Pero no es oro todo lo que reluce, el medio urbano no cuenta con árboles viejos que puedan tener oquedades donde hacer los nidos, por eso la colocación de cajas-nido es una ayuda.

DSCF5037

Algunos de estos nidales,  además,  se han colocado en los huertos escolares de algunos de los centros participantes.  Así, el beneficio para el huerto será que estas aves se alimenten de los insectos que puedan afectar negativamente a las especies cultivadas. Sin duda, nos devuelven el favor.