Para saber más


La trompa, donde se aloja un desarrollado sentido del tacto, y su larga cola recubierta por escamas son las principales señas de identidad del desmán del Pirineo. Robustas patas, cuyos dedos unidos por membranas, están provistos de fuertes uñas, les permiten escarbar galerías, nadar y bucear ágilmente.
Este curioso animal es endémico, su área de distribución es muy limitada, y tenemos la suerte de que habite en nuestro territorio. Sin embargo, las modificaciones que estamos provocando en su hábitat amenazan su supervivencia.